El día que me senté durante 4 preguntas con Chick Corea. Por Jairo Guerrero

Actualizado: hace 6 días


Armando Anthony, así lo nombró su familia. El mundo musical lo conoció como Chick Corea. Un hombre a quien los años vieron convertirse en una de las figuras clave del Jazz contemporáneo.


Entre las tantas vueltas que dió en la vida, una de ellas lo enredó como miembro de la banda de Miles Davis donde vió nacer lo que se conoció como Jazz Fusion; género musical que se desarrolló en los 60´s y que abrió la ventana a los músicos que comenzaron a combinar armonías de jazz improvisándolo en fusiones con Rock, funk y rhythm and blues.


Armando fue considerado uno de los más grandes pianistas que emergieron del jazz en la época post - Coltraine.

En el año 2001, pasó de gira por primera vez a Bogotá, Colombia, para presentarse en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, en el centro de la ciudad, para esa época, yo hacía reportería musical para algunos medios como el diario El Espectador y Pulse Latino de Tower Records.

Mis oídos por aquellos años se nutrían de un viejo nuevo sonido que de repente estaba en boga: “El Acid Jazz”. Esa fue la razón que me llevó a conseguir una corta entrevista con Chick Corea, leyenda del jazz.

Fui notificado como staff de prensa 3 horas antes de la entrevista y como investigador policiaco de una vieja película del FBI, llegué con lo único que pude tener a mano para guardar memoria de ese momento: una pluma y una libreta. No hubo tiempo de más. La entrevista estaba limitada a 5 preguntas, y no por que así lo pidiera el artista, sino por que la disquera quería que descansara, pues acababa de bajarse prácticamente del avión. Mi entrevista tuvo 4 preguntas y nunca fue publicada hasta hoy.


Estas notas las conservé con otros apuntes periodísticos de la época y hoy en medio del luto que aún se respira por su reciente partida, la he transcrito para ustedes. Fue un momento muy tranquilo. Pareció una plática más que una entrevista, y Chick Corea de respuestas directas y sabias nunca dejó de sonreír. Vibraba amabilidad.


1era pregunta.

Chick, eres parte de todo el movimiento Fusion Jazz, pero que opinión te merece el Acid Jazz como nueva fusión nacida en Londres.

R-El único acid jazz que realmente conozco es el que hizo Miles Davis, y el que hice con él para el disco Bitches Brew. Eso era ácido. Lo que veo ahora, es que hay nueva música en este género que mencionas, que de Jazz, lo que tiene son algunos acordes de trompeta y piano. En ese sentido aplaudo que otras vertientes de la música, se interesen en el Jazz como Incognito y le den una cadencia más rítmica.


(Contra pregunta) Estarías dispuesto a trabajar en algún proyecto de lo que llaman Acid Jazz hoy en día?

R-No lo creo. Tal vez haría alguna colaboración con intervención de piano, pero en ese sentido yo soy muy purista, y prefiero trabajar en mis propias fusiones.


2da. pregunta

Esta presentación que harás coincide con el ultimo album que hiciste antes de los discos de Solo en Piano. Me refiero al album Change.

R- Evidentemente tocaré algo de este trabajo, pues en él experimenté algunas fusiones con flamenco, que me interesa mostrarle al público, pero por ser mi primera vez en Colombia, improvisaré un poco en la historia y seguro hasta pasajes improvisados de Thelonious Monk o Bud Powell sonarán en el intermedio de algunos bloques de mi concierto.


3era pregunta

¿Qué esperas del público colombiano? Es un país ciertamente alejado del sonido Jazz, y los puristas o asiduos a esta música no son muchos.

R- Tengo como referencia el festival de Bogotá “jazz al parque” donde han estado algunos musicos que conozco. Pero creo que el reto real no lo tengo yo, lo tiene el público en el sentido que deben ser “Open mind”, y disfrutar de este concierto. Estoy feliz de conversar con ellos a través de mi trabajo. Además que bueno que preguntaste acerca del album Change, porque sin duda este trabajo es supremamente amigable y divertido en términos musicales y seguramente echaré mano de muchas de sus canciones. Así que todos la pasaremos muy bien.


4ta pregunta:

-El Jazz del que vienes elevó la técnica a un nivel de excelencia. Músicos como los que surgieron a la par tuya son únicos en su clase y dificilmente aparecerá otra generación como esa. ¿Queda algo por hacer para los que quieren seguir la senda musical del Jazz?

R- ¡Qué pregunta tan compleja! (pasan unos segundos antes de responder)

La música es una cultura y estoy convencido de que la cultura es un organismo vivo. Aprende de sí misma y evoluciona en sentidos y en caminos que no imaginamos. Tu hablabas del Acid Jazz, bueno eso es una evolución en cierto sentido, y en ese rango surgirán leyendas.

Tal vez en el jazz del que vengo no suceda, las leyendas ya se hicieron ahí, pero en el nuevo jazz hay muchas opciones, y seguramente en ese nuevo territorio nazcan nuevas e importantes voces del género.

Por Jairo Guerrero.

Aquí el album que presentó en ese año en Bogotá:



Jairo Guerrero es un Productor Musical multipremiado, Consultor Creativo / Director de Arte / Artista musical, Record Label Head y miembro de Latin Grammy Academy.