WazeDependencia. Por Jairo Guerrero


Para quienes desarrollan apps, es decir, los creativos digitales y algunas marcas, la gran pregunta siempre en este contexto, es:


¿Para qué necesitamos una APP?

¿Realmente la gente la descargará?

¿La usarán las personas?

¿Aporta en algo?


Y en este sentido, Waze, no sólo cumplió estás 4 premisas, sino que resultó ganadora en los Global Mobile Awards como «Best Overall Mobile App». Es una App que terminó convirtiéndose en un activo del inconsciente colectivo, generando cambios en los comportamientos sociales que se han hecho cotidianos.

Uno de estos comportamientos es la WazeDependencia.

Suena extraño, pero así es.

Es común escuchar la frase: "Pon el Waze". Y aunque no es bueno dejar toda la suerte a una APP, que en ocasiones falla, no se actualiza o confunde las direcciones y te lleva en rutas o rumbos desconocidos, se ha vuelto vital.

En una ciudad (México) con más de 6.8 millones de autos, y una demanda vehicular que va en asenso, un porcentaje muy alto de conductores y pasajeros usan Waze.
"Muchos no salen sin él. No emprenden su camino sin él. No dejan a Waze en casa".

Waze, una APP Anti-estrés.

En una encuesta realizada durante la época del mundial de Futbol en Brasil, un 82% de los encuestados usuarios de Waze, decían sentirse más tranquilos y menos agobiados por la situación del tráfico a la hora de movilizar su coche.

La razón?

Simple, no se lanzaban al precipicio de la incertidumbre, pues gracias a Waze, evidentemente sabían cuál era la mejor ruta y el tiempo de recorrido. Algo que además marcó nuevos comportamientos en la planeación empresarial, pues muchas personas optaron por consultar el estado de tráfico en Waze antes de salir a una cita de negocios; de esa manera se redujeron los tiempos muertos por salir mucho antes y el estrés de salir tarde.


Pero tal vez uno de los fenómenos más relevantes, y que llama la atención de sociólogos, es que el nivel de convivencia de la Ciudad y el Individuo, ha evolucionado gracias a Waze. No hablamos del beneficio "per se" que presta la APP, sino de la manera como esta APP influyó en nuestros comportamientos.


En Ciudad de México muchos lugares de la ciudad eran un tabú, las personas temían ir a ciertas direcciones desconocidas, o evitaban nuevos planes, por la actitud preconcebida de no saber como llegar; ahora con Waze es diferente.


Los psicólogos podrían referirse a este fenómeno como "zona de confort vehicular". El lugar donde decidimos quedarnos estancados, porque ya sabemos más o menos cómo lidiar con eso, una zona que no tendrá demasiadas sorpresas para nosotros y en cierto punto no nos cuesta tanto seguir esa rutina. Es lo que comúnmente se conoce como "Zona de Confort".

Hoy gracias a Waze, esa premisa ha cambiado.

Según el Índice Global de Satisfacción del Conductor, una encuesta en la que WAZE evaluó a 50 millones de usuarios de 32 países, México se posicionó como el segundo mejor país de América Latina para Manejar.


¿Qué significa realmente esto?

Que hoy el Mexicano maneja con más seguridad su ruta, porque de alguna manera, esa "Zona de Confort Vehicular", se ha expandido, haciendo de toda la ciudad una "Zona de Confort".

Es decir: "mientras la persona tenga el Waze, no hay lugar desconocido".

Ya no nos cuesta tanto lidiar con los destinos, porque Waze dejó se ser una APP, para convertirse de alguna manera en eso que los Psicólogos llaman “apertura a la experiencia” , ayudando a romper el paradigma de la "Zona de Confort Vehicular".


En este sentido las oportunidades de tener esta APP como un nuevo canal de comunicación son infinitas. Es un terreno virgen y sub-utilizado que se puede usar para generar nuevos diálogos con el usuario más allá de tenerlo como medio de pauta (como lo hacen de manera mediocre muchas marcas) .


El reto es encontrar ideas que puedan vivir en este mundo del "Explorar lo nuevo", para acercar a nuevos usuarios a marcas de manera lúdica y natural a través del mundo Waze.

Por Jairo Guerrero.