Un disco que debió hacer historia. Por Jairo Guerrero

Actualizado: 15 de dic de 2020

Esta historia comienza hace 38 años, en 1982, cuando se estrena la película Tron. Allí inició una suerte de culto colectivo por una película que era vanguardista en todos sus aspectos, y por una tecnología que en ese momento solo se esbozaba en la mente.

Aún nos sentíamos lejos de llegar a ver este tipo de producciones de una manera cotidiana. La dirección de arte, los colores, la música, las animaciones, el video juego que acompañaba la experiencia. Todo el conjunto afloraba en uno de los mejores momentos de la década de los 80.

28 años después se anunciaba “ Tron Legacy”, una película que suponía un alto nivel de riesgo en el imaginario colectivo, pues se trataba de la secuela de un clásico que encerraba en sí mismo, parte del reflejo de una generación. Además, parte de lo inquietante, tenía que ver con la nueva banda sonora, pues Daft Punk, los nuevos responsables, tenían que llenar los inmensos zapatos que había dejado Wendy Carlos , la compositora de la banda sonora de la Naranja Mecánica y del score original de Tron de 1982. Wendy, además de ser una pionera en muchos aspectos de la música electrónica, fue ganadora de un grammy con el album Switched-On Bach (en castellano Conectado a Bach, 1968), tal vez el primer disco en intentar el empleo de sintetizadores como una alternativa a la música orquestal .

En este punto las expectativas y la apuesta por ganar el corazón de los viejos fans eran muy altas. Joseph Kosinski (Director de Tron Legacy

Llega el estreno de TRON "The Legacy" y debo confesar, que aunque yo era uno de lo escépticos, la película despertó en mí, un instinto mercantil de salir corriendo a una tienda de discos a comprar su banda sonora luego de verla. Nunca sentí ese compulsivo deseo dos veces con la misma película.


Generalmente cuando anuncian un artista de la talla de DaftPunk para ser tema principal de una película, son canciones que usan de relleno y que suenan hasta el final de la cinta mientras corren los créditos; son temas que llegan disfrazadas de un sucio truco de marketing para ganar más audiencia en el film, pero esta vez, no se trataba de eso. Era la banda sonora de Tron Legacy, la cual desde mi punto de vista fue sorpresiva y elocuente.

Se pensaría que la mezcla TRON Legacy y Daft Punk no era buena ecuación. Era difícil que un grupo, aunque poderoso en la escena electrónica, pudiera hacer lo que un día hizo Wendy Carlos; pero la realidad es que lo que hizo Daft Punk, congeló a la audiencia tanto del mainstream, como de la industria sonora del cine. "Se recreaban de manera futurista los sonidos que décadas atrás ya había presentado con total maestría Vangelis en Blade Runner o Jean Michel Jarre con la suite Oxygen en 1976".


Sin lugar a dudas, el disco de la música de "The Legacy", no sólo los llevó más lejos, sino que además con algunos de sus temas, llevaron el electro a un nivel de inteligencia más evolucionado. El sonido envolvente de secuencias, los filtros vintage y la cadencia musical rozando el filo del ambient electrónico y la música orquestal contemporánea.

La banda sonora de Tron Legacy incluye una orquesta de 85 piezas, grabado en AIR Lyndhurst Studio en Londres. Kosinski, su director, declaró que la banda sonora fue pensada para ser una mezcla de música orquestal y electrónica.


Este disco es una exploración sonora. Un recorrido introspectivo que viaja desde sinfonías al mejor estilo de Mahler, y se convierte en una pieza musical futurista. Es una pieza sonora totalmente diferente a todo lo que estábamos acostumbrados a escuchar de Daft Punk, y un trabajo que difícilmente podrán recrear nuevamente.


Este fue el legado de un disco del que no se habló, y que debió pasar a la historia.


Escucha "Tron Legacy" en Spotify: https://spoti.fi/3kdWoHK



Por Jairo Guerrero.


Léelo también en Linkedin https://bit.ly/3q171Se

139 vistas0 comentarios